BELLEZA Y SALUD

Tengo 60 años, pero mis manos parecen de 30, el secreto fue aplicar esta crema todos los días

Si tienes una vida muy activa y sin descanso podrás notar que el tiempo ha dejado muchas marcas en tu piel, que las cremas y productos no resuelven. Entonces, te recomendamos probar con tratamientos naturales para mejorar el cuidado de tus manos y borrar esas arrugas molestas.

A medida que pasan años, tus células se van desgastando y vas adquiriendo dolores de huesos y musculares. Pero en las mujeres, la piel puede arrugarse más rápido con el paso del tiempo, especialmente en las manos. Para muchas de ellas esto es una molestia, ya que el sexo femenino se distingue por su belleza.

Estos llamados “signos de la edad” suelen aparecer en áreas visibles como el rostro, cuello, escote y manos, dándoles una apariencia más envejecida a pesar de tener una edad relativamente joven.

De seguro te preguntas ¿cuándo pasó?

Debes saber que esto no ocurre de la noche a la mañana. Casi siempre se forman las arrugas a medida que la piel se debilita como resultado de la exposición al sol, la contaminación y muchos otros factores que van disminuyendo la producción de colágeno y elastina.

A partir de los 25 años las mujeres se preocupan más por esas pequeñas arrugas prematuras que pueden formarse poco a poco debido a la frecuente exposición a los agentes que dañan la piel. Factores como el estrés y el calor pueden maltratar la piel joven.

Asegúrate de poner especial énfasis en tus manos, ya que es el área donde más se tienden a observar las arrugas. Te invitamos a lavarte las manos varias veces al día para cuidar que ingresen a nuestro organismo gérmenes y evitar las arrugas.

Para solucionar este problema, el mercado farmacéutico ha desarrollado diversos productos. Existen numerosas cremas, pastillas, inyecciones y otros elementos para tratar las arrugas. El detalle está en que la mayoría no ataca directamente el foco del problema. Por lo cual, debes buscar otras alternativas más naturales.

Tratamientos naturales para borrar las arrugas de las manos

No debes desesperarte si el tratamiento no causa efecto y las arrugas no han disminuido. La naturaleza en este aspecto es muy sabia y te puede proporcionar ingredientes muy efectivos. Estos tratamientos naturales los puedes conseguir fácilmente y sin ninguna complicación. Y lo mejor de todo, no tendrás efectos secundarios en tu piel.

Estas tres recetas naturales te ayudaran a combatir las arrugas:

1-Crema de canela y aceite de coco

Si usas la canela para realizar postres, infusiones o incluso ponérsela al café, debes tener presente que esta especia es mágica para tu piel. Con ella podrás mantenerla saludable.

Este ingrediente tiene una larga tradición en los tratamientos naturales. Además de tener un olor muy agradable, incrementa la circulación, alivia el dolor y mejora tu estado de salud. Puede ayudar a combatir el acné gracias a sus beneficios anti-flamatorios.

Puedes estar seguro que no tendrás peligro al tratar tu piel con canela. Al contrario, utilízala más a menudo para ayudar a tu piel lucir más joven y radiante. A continuación te explicaremos qué hacer para conseguirlo:

¿Qué necesitas?

-Aceite de oliva/coco (1 cucharada).
-Azúcar moreno (2 cucharadas).
-Canela en polvo (1 cucharada).

Preparación y uso:

  • Preparar esta crema es bastante sencillo. Lo único que debes hacer es mezclar esos tres ingredientes en un recipiente. Luego, mezcla todo muy bien hasta que consigas una sustancia única y homogénea. Con eso, tu exfoliante estará listo para rejuvenecer tus manos.
  • Para utilizarla, lo único que debes hacer es untarla en tus manos. Debes frotarla muy suavemente por varios minutos para eliminar las células muertas de ella. Finalmente, enjuaga tus manos con abundante agua. Con esto comenzaras a tener una mano joven y sin muchas arrugas.
  • De esta manera rápida y práctica podrás acabar con las arrugas de tus manos rápidamente. Este remedio será suficiente para dejar tus manos suaves y jóvenes. Utilízala todos los días y notarás los resultados.

2-Crema de aguacate y banana

La banana y el aguacate son ingredientes milenarios que ayudan a nuestra piel. Incluso, la aplicación de ambas frutas es el secreto mejor guardado de muchas mujeres alrededor del mundo. Por su parte, la banana es una rica fuente de vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes que ayudan a disminuir los efectos causados por del daño oxidativo.

Mientras tanto, el aguacate proporciona muchos ácidos grasos esenciales como el omega 3, que puede reparar la piel cuando se es aplicado de forma periódica.  Adicionalmente, puedes agregarle clara de huevo, que ayuda a remover las células muertas.

¿Qué necesitas?

  • Medio aguacate maduro.
  • Medio plátano.
  • Una clara de huevo.

Preparación y uso:

  • Extrae la pulpa del aguacate y agrégale el plátano. Todo esto tritúralo en un recipiente.
  • Bate la clara de huevo e incorpórala en la mezcla. Bate todo para obtener una pasa espesa.
  • Limpia el área de la piel que deseas tratar y extiende la crema sobre el área.
  • Te aconsejamos untarla en el rostro, cuello y escote. Dejar que actúe unos 25 minutos. Aclara con agua fría y repite su aplicación 2 o 3 veces por semana.

3-Mascarilla de yogurt, miel y plátano

El ácido que contiene el yogurt es un aliado indispensable en tu tratamiento de belleza. Su efecto ayuda a regular el PH natural y previene la aparición de arrugas finas en áreas como los contornos de los ojos, boca y manos.

Si combinas con miel la naranja y el plátano, puedes crear un magnífico tratamiento antiarrugas al proporcionar hidratación e importantes agentes antioxidantes que cuidan la piel.

¿Qué necesitas?

  • Un cuarto de taza de yogur natural (62 g)
  • Una cucharada de miel (25 g)
  • Dos cucharadas de jugo de naranja (20 ml)
  • Un cuarto de taza de plátano (75 g)

Preparación y uso

  • En un tazón limpio, tritura el plátano con un tenedor y mézclalo con el yogur hasta obtener una textura cremosa.
  • Incorpora la miel y el jugo de naranja y sigue batiendo todo hasta que quede bien mezclado.
  • Lavado y exfoliado, extiende el producto con los dedos suevamente sobre tu rostro.
  • Déjalo actuar durante unos 15 o 20 minutos para que los nutrientes se puedan absorber.
  • Enjuaga con agua templada y repite su uso mínimo 3 veces a la semana.

Estos tres tratamientos naturales resultan bastantes fáciles de realizar y muy económicos. Sin importar cual receta ha llamado tu atención, lo esencial es que tengas disciplina en su uso para ver los cambios en tu piel.

Eso sí, acude regularmente a tu dermatólogo para que te haga chequeos constantes de la piel en tus manos. Ya que es bastante frágil.

Leave a Comment